Conducción segura con lluvia

Conducción en invierno: 10 tips para conducir sobre lluvia con seguridad

22/01/2024

Llega el invierno, las lluvias, la nieve, el mal tiempo en general. Pero usar el coche es imprescindible, aunque nos de más miedo, sobretodo cuando llueve, ¿verdad? Pero tranquilo, hay trucos para hacerlo más seguro como bajar la velocidad para evitar aquaplaning, aumentar la distancia con el coche de adelante y encender las luces adecuadamente.

Conduce suavemente, cuida tus cristales y evita charcos y líneas en la carretera. Ah, y si la lluvia es muy fuerte, ¡considera esperar un poco antes de salir a rodar! ¡La seguridad primero siempre!

Te doy diez tips para que tu conducción con mal tiempo sea mucho más placentera y segura ¡Atento!

1. Reduce la velocidad

Disminuye tu velocidad para reducir el riesgo de aquaplaning y para tener más tiempo de reacción en caso de situaciones imprevistas.

2. Aumenta la distancia de seguridad

Aumenta la distancia de seguridad entre tu vehículo y el que tienes delante, dejando al menos el doble de distancia que en un día normal. El pavimento mojado aumenta el tiempo de frenado, así que necesitarás más espacio para detenerte de manera segura.

3. Usa las luces correctamente

Usa las luces delanteras, traseras y los intermitentes en condiciones de lluvia, incluso durante el día. Esto aumentará tu visibilidad y hará que otros conductores puedan distinguirte mejor. Si hay niebla consistente, enciende la luz antiniebla o la luz de corto o largo alcance, siempre tratando de no deslumbrar a otros conductores. En caso de lluvia torrencial, debes encenderlas también.


La luz antiniebla delantera sólo se podrá utilizar en casos de vías muy estrechas con curvas. La luz antiniebla trasera sólo deberás encenderla en casos especialmente desfavorables con lluvia muy intensa o nieve.

Asegurar la utilización del alumbrado en estas situaciones es una responsabilidad que el conductor tendrá que cumplir, pues la no utilización de estas puede ser considerada una infracción grave.

Conducción segura con lluvia

4. Conduce suavemente sin movimientos bruscos

Una conducción suave y eficiente es más segura, especialmente en días de lluvia. El frenado brusco en pavimentos mojados puede acabar en la pérdida de control y derrape. Asegúrate de que lo haces con suficiente anticipación en estos casos.

5. Cristales limpios y luces de emergencia

La lluvia puede empañar los vidrios y espejos del coche, lo que reduce la visibilidad. Incluso en invierno, usa el AC para desempañarlos rápidamente.


Revisa que tus limpiaparabrisas estén en buen estado y úsalos para mantener una visión clara. En condiciones de fuerte lluvia, puedes utilizar las luces de emergencia para que los otros conductores te vean mejor.

6. Evita las líneas y marcas de la carretera

En días de lluvia, las líneas blancas dibujadas en el asfalto resbalan. A pesar de que la pintura que se utiliza actualmente para estas señalizaciones es de muy buena calidad, es mejor evitar circular sobre ellas.

7. Evita pasar por encima de los charcos y baches

Intenta evitar charcos y baches, ya que pueden ocultar peligros e incluso dañar tu vehículo. Además, al no saber la profundidad de los charcos, puedes perder el control.

8. No pises el arcén o los bordes de las carreteras

No te salgas de los bordes de la carretera, ya que el agua tiende a acumularse en esos lugares.

9. Evita el aquaplanning:

El aquaplanning es un efecto que se produce cuando los neumáticos no se pueden adherir al asfalto al no poder evacuar el agua que hay en la calzada.

Esto provoca que el coche se deslice por una fina capa de agua entre el neumático y la carretera. Para evitar esta situación de peligro te recomendamos:

  • Reducir tu velocidad sin frenar cuando te aproximes a un charco. Simplemente levanta suavemente el pie del acelerador.
  • Sujeta con firmeza el volante.
  • No cambies la trayectoria.
  • No frenes hasta que sientas que las ruedas han recuperado el contacto con el suelo.

Además, debes comprobar periódicamente que tus neumáticos están en buen estado y tengan la presión adecuada. Los neumáticos desgastados aumentan el riesgo de aquaplaning.

10. Presta atención a la conducción

Estar concentrado y atento evitará muchos problemas al volante y más aún cuando llueve. Poner toda tu atención te ayudará a atender el tacto del volante y manejar con suavidad y firmeza los pedales.

Recuerda que la seguridad es lo más importante al conducir en condiciones de lluvia. Si las condiciones son demasiado peligrosas, considera posponer tu viaje o buscar alternativas de transporte.

Encuentra el coche que más se adapte a tus necesidades en www.astarastore.com: segunda mano, nuevo o Km0.

Artículos relacionados